Moderadores
Documento sin título
Afiliados:




Sol De Medianoche


Visita inesperada {Privado}

Ir abajo

Visita inesperada {Privado}

Mensaje por Edward Cullen el Sáb Ene 30, 2010 6:24 pm

Salí del bosque a paso lento, necesitaba serenarme, pensar. Le había comentado a Bella que no me esperara esta noche, pues tenía asuntos pendientes por resolver, su bienestar era mi prioridad. Me había permitido que formara parte de mi mundo a pesar de todos los peligros que eso conllevaba, y aquello era el motivo suficiente para que mi preocupación por ella aumentara notoriamente. Mis labios se curvaron en una simple sonrisa, acompasada por mis duras e inescrutables facciones.

De repente, pensar sobre nuestras noches juntos, trajo consigo una onda de calma hacia mí. Imaginé sus hermosos ojos, sus suaves labios, la adorable manera en que su piel se sonroja tan fácilmente, y su aroma. Mi propósito en la vida era mantenerla a salvo y hacerla feliz dentro de mis posibilidades.

Bella era la persona que me devolvió al mundo y me mostró que la eternidad no tiene porque ser la sala de espera para algún tipo de muerte lenta. Por primera vez tras décadas me encontraba esperanzado ante la idea de que mi vida tenía un futuro. El hecho de haber sido convertido en un monstruo no me resultaba tan duro cuando me daba cuenta que fue el único camino que me llevó a vivir lo suficiente para conocerla. Ella era la luz de mis días, la mano que me guiaba a lo largo de la oscuridad.

Los humanos tienen la capacidad de enamorase varias veces –con mayor o menor intensidad– a lo largo de su vida. Para mí eso era algo imposible. Bella era la única, siempre lo sería. No por cuestiones puramente románticas, no es que me aferrara a ese amor a la desesperada. Simplemente lo sabía. Demasiados años vagando por el mundo –sin pararme a mirar ni siquiera dos veces a ninguna mujer– para saber que lo que ella me daba no era algo que pudiera encontrar en nadie más.

Era de noche, una noche oscura y cerrada. Ni siquiera las estrellas aportaban algo de luz. Las farolas eran el único punto de claridad que me hicieron darme cuenta que estaba en su calle. No quería llamar demasiado la atención, así que aparqué el vehículo en los alrededores y decidí ir a pie hasta su cuarto. Conocía ese camino demasiado bien, podría hacerlo con los ojos cerrados y aún así llegaría en cinco segundos. Incluso si no era porque conocía cada paso, su olor podía guiarme a través del infierno y traerme de vuelta. Era esa mezcla de champú de fresa, gel de cítricos y ese matiz salado que era puramente de Bella.

Abrí la ventana con lentitud, aunque mi visita no estaba premeditada, ahí estaba yo de nuevo, como en mi etapa de "anónimo"; el morboso vampiro fascinado al ver dormir a su ángel. Embelesado por la idea de que ahí dentro el olor aún sería más fuerte, me moví como si estuviera tirado de una cuerda invisible y entré.

Y allí estaba ella; dormida y hecha un ovillo en la cama de su habitación. Hermosa como nunca. Su respiración y su corazón retumbaban en mi cabeza como el sonido mas atronador y hermoso que hubieran escuchado mis oídos en mis ciento ocho años de vida. Me acerqué y me agaché hasta quedar a su altura mientras mis ojos no dejaban de adorarla. La necesitaba cerca. Extendí la mano con lentitud, (temiendo que al tocarla despertara de repente) bajo el pretexto de “querer ordenar un mechón de pelo que se le había salido de lugar” y sólo me permití deslizar mis manos por el cabello de Bella teniendo cuidado de no tocar sus mejillas en el proceso ni por equivocación.

Tembló un poco al primer contacto, y aquel delicioso escalofrío me recorrió la yema de los dedos Su contacto me maravilló, aunque a decir verdad, su contacto me tenía maravillado desde la primera vez. ¿Y ahora? La miré intranquilo, probablemente la había desvelado.
avatar
Edward Cullen
Vampiro Vegetariano
Vampiro Vegetariano

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 23/01/2010
Edad : 26
Localización : Forks, WA

Volver arriba Ir abajo

Re: Visita inesperada {Privado}

Mensaje por Bella Swan el Sáb Ene 30, 2010 9:39 pm

Ese día Edward me había dicho que no vendría cuando yo me durmiera. Probablemente era tiempo de que fuera de caza, ya que de esa forma, manteniendo su sed siempre al mínimo, le permitía mayor seguridad para acercarse a mí, y no podía querer menos. Pero claro, como no había forma alguna de eliminar por completo su sed, siempre había un umbral invisible entre nosotros. Impidiendo que pudiera tener contacto físico que en la medida que tal ves deseaba. Aún así, el solo hecho de que me acompañara durante la noche, mientas mi mente vagaba para seguir viéndole en sueños, era alentador. Cada mañana que despertaba junto a él observándome, sentía que él no era un sueño, aunque se viera como uno, él era real.

Cené con Charlie como de costumbre. Yo cociné, ya me estaba acostumbrando a hacerlo, y aunque no era excelente cocinera, sabía lo básico, hasta intentaba variar las comidas para que no se volviera monótono. Incluso si todo los días cocinara lo mismo sería mejor que la comida de Charlie, pero él nunca admitiría eso, claro.
La cena transcurrió en silencio y tranquilidad, hasta el momento en que mi padre me preguntó sobre mis planes festivos de mi cumpleaños. Ese tema logró molestarme, al punto en que me quitó el hambre. Cuando casi estaba terminando mi plato, le aseguré que no haría nada sobre mi cumpleaños, no era anda especial que festejar al respecto.
Asegurándole que debía hacer deberes para quedar libre durante el finde semana, me levanté de la mesa levantando mi plato y llevándolo hasta el lavadero.

Una vez había subido las escaleras, siquiera miré mis carpetas, me metí directamente en la cama.
Por un momento, leer un rato se cruzó por mi cabeza. Tome de la pila de libros en mi mesa de luz "Orgullo y prejuicio", título que ya habría leido varias veces, pero que al parecer hoy se repetiría.
No estoy segura de cuánto tiempo estuve absorta en la lectura, pero si algo es seguro, es que en su debido momento, mis parpados se cerraban solos de cansancio. La noche era extremadamente aburrida sin Edward. Incluso siendo viernes, prefería no salir con mis amigos y quedarme con él charlando, pero hoy no estaba, y me sentía vacía sin él.
Dejé el libro en el piso y apagué la lámpara y su luz tenue, la única que alumbraba la habitación, desapreció para darle lugar a una espesa oscuridad.
Me sumí en el sueño más rápido de lo que creía, había olvidado lo temprano que esa mañana me había levantado, y el cansancio de todo el día me golpeo de repente.

Aunque no recuerdo con claridad qué estaba soñando, podría asegurar que sentí el gélido tacto de Edward en mi cuerpo. ¿Podía ser un sueño tan real?
Un escalofrío recorrió mi espalda, haciendo que mi postura se enteresara y sobre saltara de un susto entre sueños. Cuando mis ojos se abrieron, solo pude notar oscuridad a mi al rededor.
Mi respiración jadeante resonaba en la habitación, había tenido una pesadilla, podría jurarlo, pero no recordaba qué había sido. ¿Sería que estaba alucinando con el tacto de Edward en mí?
Prendí la luz ya que dudé que pudiera reconciliar el sueño tan facilmente, y cuando volví mi mirada hacia el frente, me sentí abatida.
Su figura perfectamente congelada, como estatua, yacía sentada en el borde de mi cama.
-¿Edward?- Pregunté como si se tratase de una ilusión. -Edward, ¿Qué haces aquí?-


Última edición por Bella Swan el Lun Feb 01, 2010 12:23 am, editado 2 veces
avatar
Bella Swan
Humano
Humano

Mensajes : 37
Fecha de inscripción : 24/01/2010
Edad : 30
Localización : Forks, Washington, C.A

http://vocaloidrol.huhohi.com/forum.htm

Volver arriba Ir abajo

Re: Visita inesperada {Privado}

Mensaje por Edward Cullen el Dom Ene 31, 2010 2:38 pm

Como era previsto, Bella se sobresaltó de la cama con la respiración jadeante, aparté inmediatamente mis fríos dedos de su cálida piel, dejándome aquel agradable ardor en las yemas de los dedos. Cerré la mano y fruncí los labios formando una tensa linia. Ya la había perturbado suficiente con despertarla, pues al querer comportarme como un humano y dejarme llevar por aquellos sentimientos que creí sepultados años atrás, hacía que cometiera irracionalidades. Pero esque era tan fácil ser yo a su lado...

Me levanté del suelo con cautela y en silencio grácias a mi condición vampírica, me alejé de ella unos cuantos pasos hasta quedar en la otra punta de la cama, sentado en el borde, observando su reacción en la oscuridad. ¿Lo consideraría como una simple pesadilla y volvería a dormirse? No lo sé, no podía "ver" más allá de aquella tela blanca carente de información. Independientemente de todo aquello, mi parte egoísta anhelaba como nunca volver a escuchar el sonido de su voz susurrando mi nombre, sus ojos queriendo ver más allá de los míos, volver a sentir el roce de su piel contra la mía... ¡Esta mujer me hacía perder la cabeza! De todas formas, no quería -ni pretendía- irrumpir en sus horas de descanso, sucumbiría mi deseo como hasta ahora, observándola fascinado.

El egoísmo gana.

Bella optó por enceder el interruptor de la luz, mas no me moví. Me limité a permanecer como hasta ahora, inescrutable, a la espera de su reacción ahora más visible ante mis auríferos ojos. Clavé mi mirada en sus órbes con intensidad, estudiando sus gestos detalladamente. A pesar del vacío y aquella especie de barrera que me empujaba cada vez que quería adentrarme en su mente, su rostro seguía siendo como un libro abierto para mí. El latido de su corazón retumbaba en mis oídos, despertando un rítmico ardor en mi garganta que se había cerrado con fuerza, negándose a paliar el dolor hasta que consiguiese su premio, algo que no esta dispuesto a ofrecer.

Suavicé las facciones marmóreas de mi rostro cuando titubeó mi nombre en apenas un susurro audible, la notaba bastante alterada, al parecer mi repentina aparición no había hecho más que confundirla. Le había asegurado que probablemente esta noche no podría permanecer con ella y, por lo tanto, que no me esperara despierta. Pero aún así, era dificil no caer en la tentación, añadiendo que, porsupuesto, terminaría por presentarme en su habitación tarde o temprano, ya que siempre velaría por su seguridad. Aquello era indiscutible.

"Edward, ¿qué haces aquí?"

Fueron las palabras que salieron de la boca de Bella y sentí ganas de reir por la evidencia de mi visita. Empezé por el principio. –Lo siento Bella, no era mi intención perturbar en tu sueño. –Me disculpé ante todo, quería hacerle saber la... molestia que me producía el hecho de haberme presentado sin prévio aviso y, además, sin ningún reparo a la hora de despertarla. Me levanté seguidamente, permitiéndome fijar mi mirada donde se situaba la ventana, la cual, seguía medio abierta. Mi cuerpo no presentaba ninguna reacción ante el frío, pero sí lo haría en el cuerpo frágil -en apariencia- de Bella tarde o temprano. Caminé hasta allí gentilemente y cerré la ventana con extrema suavidad, sería el colmo despertar también a Charlie.

Giré sobre mis talones y me encaminé de nuevo hacia Bella. Aproveché que había cazado recientemente para quedarme junto a ella, necesitaba sentirla cerca, y mi control se plantaba dispuesto a colaborar. Me senté en el borde de la cama, esta vez a su lado. Todavía parecía algo agitada por mi presencia, así que decidí retomar el hilo de la conversación. –Me resulta bastante complicado permanecer sin tí aunque sólo sean un par de horas y, probablemente insignificantes. Pero... espero que no te moleste. –Susurré, mis labios se curvaron en una suave sonrisa y proseguí. –Puedes dormir si quieres, permaneceré contigo toda la noche. –Indiqué con sinceridad y aguardé en silencio.
avatar
Edward Cullen
Vampiro Vegetariano
Vampiro Vegetariano

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 23/01/2010
Edad : 26
Localización : Forks, WA

Volver arriba Ir abajo

Re: Visita inesperada {Privado}

Mensaje por Bella Swan el Vie Feb 12, 2010 3:45 am

Esta vez la figura de Edward se hizo más clara, mucho más nítida cuando mis ojose acostumbraron al cambio de iluminación. Sin duda alguna me estaba sorprendiendo con la visita nocturna que esperaba no tener, pero también debía admitir que mi corazón se sentía mucho más móvil, más viváz.
Él me ponía feliz, pondría mis manos en el fuego por ello.

Me acomodé en la cama, optando una posición más ergida e incorporándome a la charla para contestar mejor, llevé una de mis manos a mi cabello, peinándolo algo precariamente solo para alejarlo de mi rostro.
Estaba algo enredado por las ondas que se forman en el, pero al estar recogido no era mucho problema.

-No me molesta que estés aquí, Edward.- Dije en un suspiro.
En un segundo, se paró y cerró la ventana de mi habitación, disminuyendo así el ruido del viento que venía de afuera de la casa.
Suspiré levemente, dejando que mi cuerpo se estirara un poco, e incluso llegué a bostezar. Estaba cansada, sin duda, pero ahora no querría dormir.
Escuché sus disculpas en silencio, siempre lo hacía, ¿Porqué no simplemente entendía que no es una molestia para mí? ¿Cómo no podía ver lo feliz que me estaba haciendo?
-No perturbas mi sueño.- Volví a asegurarle.

Cuando se acercó, le imité para tomar contácto físico tanto como él me lo permitiera. Y aunque sabía que para él era una tortúra, aunque supiera lo peligroso que era, no podía evitar seguir intentándolo, y es que su cuerpo es simplemente la perfección personificada, porque sensillamente su simple presencia me altera, poniéndome ansiosa, porque su alma era la que más brillaba en el mundo, para mí. En otras palabras, Edward tiene un poder sobre mí sobre natural que excede su naturaleza vampírica. Es más bien su persona, su brillante mente.
Mi cuerpo reaccionaba solo ante este cautivo.

Me senté a su lado, en el borde de la cama. Le fijé la mirada, cada vez que observaba sus orbes pintados refinadamente con ese líquido color oro me perdía en ellos, incluso haciéndome olvidar cómo y que debía respirar.
-Si no puedes estar lejos de mí...- Hice una pausa, me mordí el labio inferior e intenté respirar para no marearme. -Simplemente no lo hagas. No te separes nunca, Edward.-
Despeiné un poco más la maraña que se suponía mi cabello con ocio. -Me pone muy ansiosa el no tenerte cerca.- Admití con algo de vergüenza, incluso, pude sentir el calor de mi sangre recorriendo mi cuerpo hasta acumularse en mis pómulos tiñendolos de un tono rosado burlón.

_________________


avatar
Bella Swan
Humano
Humano

Mensajes : 37
Fecha de inscripción : 24/01/2010
Edad : 30
Localización : Forks, Washington, C.A

http://vocaloidrol.huhohi.com/forum.htm

Volver arriba Ir abajo

Re: Visita inesperada {Privado}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.